lunes, julio 31, 2017






   MILITARIZACIÓN DE LA CDMX

Tomás Oropeza Berumen

A once años de que el gobierno del ex presidente Felipe Calderón declarara la guerra contra el narcotráfico y la delincuencia organizada, la producción, venta y consumo de drogas sigue siendo un grave problema social y de salud pública que -como se ha demostrado- no ha podido resolverse mediante la represión militar o policiaca. Al contrario, hoy es mayor la cantidad de personas, sobre todo jóvenes y adolescentes que consumen marihuana y drogas de mayor riesgo.

La violencia de los cárteles de la droga y todo tipo de actividades ilegales encuentra tierra fértil en un país devastado por décadas de aplicación de una política económica que sólo favorece a los dueños del capital mediante reformas estructurales que han ajustado las leyes laborales para dejar en la indefensión a los trabajadores. Y que han privatizado el petróleo, la salud y la educación.

Hoy el país está repartido entre las empresas mineras a las que se ha concesionado una gran parte del territorio nacional, el narco, gobernadorcillos corruptos que actúan como señores de horca y cuchillo, el Ejército y la Marina. Todos ellos confabulados para someter y explotar a campesinos, pueblos originarios y trabajadores.

Hasta hace unas semanas la capital del país parecía un territorio a salvo de esta situación, pero lo ocurrido en la delegación Tláhuac el 21de julio, cuando elementos de la Marina “abatieron” a varios narcomenudistas con un gran despliegue de fuerzas, tanquetas y helicópteros. Acción semejante a la realizada en febrero en el estado de Nayarit, donde para “abatir” a unos delincuentes utilizó un helicóptero artillado.

En México no existe la pena de muerte, pero el Ejército, la Marina y la Policía Federal la han instaurado en los hechos. No sólo a los delincuentes, sino también a quienes luchan contra la política gubernamental, como sucedió en Nochixtlán, Oaxaca, en junio de 2016, donde fueron asesinados nueve pobladores y heridos más de un centenar por policías federales que efectuaron un desalojo contra maestros que protestaban contra la mal llamada reforma educativa.

Lo ocurrido en la delegación Tláhuac, donde fueron ejecutados varios narcomenudistas, a quienes el gobierno federal y local presentaron como un temible cártel y después reconocieron que no era tal, ha servido para militarizar el Oriente de la capital y establecer un virtual estado de sitio y una campaña en los medios para justificar retenes, allanamientos y violaciones a los derechos humanos de la población. Con ello, más que combatir la delincuencia, lo que se persigue en realidad es crear el ambiente para que se apruebe la ley de seguridad interior que dé carta blanca al ejército y la Marina para sus actividades; así como inhibir la lucha social contra la política económica neoliberal que tanta pobreza, desempleo y violencia ha producido.

En lugar de balas, drogas y redadas los jóvenes necesitan educación en todos los niveles y empleos bien remunerados. Hay que terminar con las causas que los llevan al consumo de drogas. Tratar a los adictos como víctimas de una enfermedad, no como criminales.

Hay que examinar las experiencias de Portugal, donde han sido legalizadas todas las drogas y su consumo disminuyó. O el caso de Uruguay cuyo Estado ha regularizado la producción y venta de marihuana y trata a los adictos como seres humanos.



martes, junio 13, 2017


 
                    EL ENSAYO DEL FRAUDE QUE VIENE


Tomás Oropeza Berumen

 


Las elecciones del domingo 4 de junio son la enésima demostración de que en México no puede haber un juego electoral limpio, porque las instituciones creadas por el Estado para impedir la compra de votos, relleno de urnas, acarreo de votantes y toda las chapucerías habidas y por haber para torcer la voluntad popular son solapadas por éstas. Tal es el caso del Instituto Nacional Electoral (INE) y de sus réplicas en las entidades.

El reciente proceso electoral en los estados de México, Coahuila, Nayarit y Veracruz desde su origen y  desarrollo (campaña, votaciones y recuento de las boletas electorales)  estuvo marcado por el fraude. Fue una elección donde el PRI, tuvo en todo momento el apoyo del gobierno federal y estatal. Sobre todo en el Edomex, donde el candidato del tricolor Alfredo del Mazo,  hijo y nieto de gobernadores de esa entidad y además primo de Enrique Peña Nieto, recurrió a todo tipo de artimañas electorales para obtener un  muy dudoso triunfo  sobre la maestra Delfina Gómez, la candidata de Morena que según sus palabras “hizo temblar” al grupo Atlacomulco.

Y es que aún con todas las ventajas que da el poder del Estado, de los empresarios y narcos y la complicidad de las instituciones que en teoría deben garantizar la legalidad del proceso y hacen lo contrario,  la candidata de Morena les dio un tremendo susto y mostró el creciente hartazgo popular con el partido oficial que perdió el 50 por ciento de sus electores, respecto a los que tuvo hace cinco años Eruviel Ávila.

En Coahuila el PRI también “ganó” perdiendo el 38 por ciento de votos respecto a la elección para gobernador de 2011 y por primera vez en 88 años deja de ser fuerza mayoría. Y el PAN apoyado por Morena, PRD, PT y fuerzas locales exigen la anulación de la elección. Es claro que el PRI va en picada -el año pasado perdió en las elecciones en siete estados de doce-  aunque diga que ganó en edomex, donde Morena exige que se cuenten los votos casilla por casilla y el PAN, después del lamentable papel de porra protagonizado por Josefina Vázquez Mota, pide la anulación del proceso.

Es casi seguro que Del Mazo se quede en el gobierno y como su primo, empeore la situación de los mexiquenses asolados por la pobreza, el desempleo, los feminicidios y el narco ya que Morena parece haber renunciado a la movilización popular y continuará la lucha por la vía legal, en los tribunales corruptos de los que es iluso esperar justicia.

Está  en marcha un fraude mayúsculo rumbo a las elecciones del 2018, nadie lo dude aunque el INE antes de investigar lo ocurrido en edomex y Coahuila diga  que es descabellado pensar que hubo fraudes en esos comicios. El PRI seguramente seguirá su alianza con los partidos que le han servido para perpetuarse en el poder y con los que de facto le sirven para seguir empujando al país al precipicio neoliberal y entregar las riquezas nacionales a Estados Unidos, Canadá y China.

Por su parte AMLO anunció el domingo en el Congreso Nacional Extraordinario de MORENA que no se aliará con ningún partido del sistema (PAN, PRD, MC y etc) sino sólo con el PT, como si este no hubiera sido creado hace algunas décadas por los hermanos Salinas de Gortari para dividir el voto opositor.
Lo que resulta claro es que la clase trabajadores, campesinos, estudiantes, y todos los explotados no podemos esperar que nuestra emancipación venga de quienes hoy se disputan el control del Estado burgués. Sabemos que PRI, PAN, PRD, PV son enemigos del pueblo, sirvientes y miembros de la clase capitalista. Sabemos también que la democracia bajo el capitalismo es una máscara que oculta la explotación de clase y la dictadura del capital bajo la simulación de que todos somos iguales a la hora de votar.  Habría que preguntarse si el voto de los ricachones como Carlos Slim, o del mafioso Carlos Salinas, son iguales al de un desempleado, un estudiante normalista o un proletario. La respuesta usted la sabe.
Y por último no olvidemos que el pasado 10 de junio se cumplieron 46 años de aquel jueves de Corpus de 1971 cuando porros entrenados por el ejército, obedeciendo órdenes del presidente  Luis Echeverría Álvarez, dispararon contra cientos de estudiantes politécnicos y universitarios en la calzada México - Tacuba en la capital mexicana, masacrando a decenas de ellos.

Y a 46 años de aquella masacre las estudiantes de la Normal Justo Sierra en Cañada Honda fueron reprimidas junto a los normalistas de Tiripetío, Michoacán que les brindaban su apoyo,  por la policía del estado de Aguas Calientes, con saldo de varios heridos. Tampoco olvidemos cegados por la pestilente bruma electorera que siguen sin aparecer 43 estudiantes de la Normal de Ayotzinapa, Guerrero. Y que todos los responsables de estos atropellos, viejos y recientes, no han sido castigados.

martes, mayo 16, 2017

EL MAESTRO LUCHANDO CONTINUA ENSEÑANDO

Resultado de imagen para marchas del 15 de mayo 2017
Tomás Oropeza Berumen


(Taller de Economía del Trabajo de la Facultad de Economía, UNAM)

A casi 5 años de que Enrique Peña Nieto logró que un Congreso espurio, resultado de las fraudulentas elecciones de 2012, aprobara la Reforma Educativa, que como denunciaron en su momento los maestros, es una reforma laboral para despojarlos de su base y privatizar la educación básica, el pasado 15 de Mayo, Día del Maestro, la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación llevó a cabo una jornada nacional de lucha por su abrogación; la presentación de los 43 estudiantes de Ayotzinapa secuestrados por el Estado y la reinstalación de 500 profesores despedidos.

Miles de docentes se manifestaron por las calles de todos los estados del país y en la CDMX contingentes de entidades tan lejanas como Durango, Sonora o Yucatán marcharon desde el Auditorio Nacional hasta la Secretaría de Gobernación junto a los mentores de Michoacán, Guerrero, Chiapas y Oaxaca portando enormes mantas con los rostros de los maestros rurales Arturo Gámiz de Chihuahua, los guerrerenses Genaro Vazquez y Lucia Cabañas y el mexiquense Misael Núñez Acosta, fundador de la CNTE asesinado por ordenes de la charra Elba Esher Gordillo en enero de 1981.

Vigilados por miles de morenos robocops del policía Jefe de Gobierno del ex DF y aspirante presidencial Miguel Ángel Mancera, respirando el venenoso aire potenciado por la enésima contingencia ambiental y un calor sofocante los hombres y mujeres dedicados a la enseñanza pero ahora criminalizados por la prensa, llevaban pancartas exigiendo la abrogación de la reforma ordenada por el FMI; la renuncia de Peña Nieto , que la PGR presente a los normalistas de Ayotzinapa y justicia para el pueblo de Noxichxtlán, Oaxaca, masacrado por la Policía Federal. Curiosamente, a pesar de sus bajos salarios y del miserable incremento que les otorgó el gobierno de apenas 3.4 por ciento no se vieron pancartas ni oyeron exclamaciones demandando incremento salarial.

Después de un viaje de 36 horas varias maestras de Sonora, que sobresalía por su altura se desentumían caminando por Reforma cargando una manta en defensa de la educación pública y rechazando la reforma privatizadora ordenada por la OCDE. “Al rato tenemos que regresarnos y es una shinga el camino” me dijo una de ellas con una sonrisa de resignación.

También marchó Big Baby, un personaje idéntico a Patricio, el amigo de Bob Esponja en apoyo a los académicos que nos dieron ejemplo de tenacidad en una lucha que debemos apoyar todos si es que queremos mantener y mejorar la educación de millones de niños a cuyo nombre el petimetre titular de la SEP Aurelio Nuño imponen mediante la fuerza y la mentira el despojo del sistema educativo mexicano.

Los catedráticos de la UNAM, la UAM y el IPN brillaron por su ausencia, a pesar de que su situación laboral es precaria y sus salarios infames. Tampoco se vieron los estudiantes universitarios que ahora están en vísperas de exámenes y al parecer muy contentos, no obstante la inseguridad en la UNAM, donde el 3 de mayo fue asesinada la joven Lesby Berlín Osorio.

La marabunta magisterial arribó cansada pero combativa a las cercanías del Café Habana, donde alguna vez estuvieron cafeteando Fidel y el Che, según dicen. Pero no pudieron aproximarse al Palacio de Cobían, donde tendría que haberlos recibido el titular de Gobernación Miguel Ángel Osorio Chong, también suspirante a la presidencia. Una muralla de acero chino lo impidió. Y fue después de varias horas que unos segundones recibibieron a una comisión de la CNTE para decirles que se fueran a negociar con los gobernadores de sus estados. Osorio se encontraba en Reynosa, Tamaulipas en una reunión urgente del Gabinete de Seguridad. Justo en el estado donde hace unos días fue asesinada la buscadora de personas desaparecidas Miriam Rodríguez y un poco antes la detención de un matón provocó bloqueos, balaceras e incendios que aterrorisaron a la población.

Y mientras los maestros acumulan coraje y energías para continuar la lucha, la noticia del asesinato de otro periodista, el sinaloense Javier Valdez, autor de Los morros del narco y de Narcoperiodismo, corresponsal de La Jornada en la patria chica del Chapo Guzmán y Rafael Caro Quintero, demuestra por enésima ocasión, el rotundo fracaso del gobierno de Peña en materia de seguridad y que a una década de la guerra contra el narco las cosas están peor.




miércoles, abril 19, 2017




  1° DE MAYO

Tomás Oropeza B.

El próximo 1° de mayo se cumplirán 131 años de la lucha de los trabajadores norteamericanos por la reducción de la jornada laboral de 18 horas a ocho. Conquista que fue alcanzada a costa de una dura lucha de clases que costó la vida a los Mártires de Chicago,  y cárcel a muchos más hasta conquistar esa meta. Ocho horas de trabajo, 8 horas para recrearse y 8 horas para dormir.
Sin embargo esa  conquista  muy pronto fue anulada  por el capital, que mediante la intensificación de los ritmos fabriles consiguió una mayor productividad y explotación del trabajo.
Pero no conforme con esto, los capitalistas -desde hace cuando menos tres décadas con el establecimiento del modelo neoliberal en casi todo el planeta- llevan a cabo una ofensiva generalizada para anular las conquistas logradas por décadas de lucha proletaria y despojar a los pueblos de bienes y servicios de carácter colectivo como el agua, los bosques, lagos, ríos, sistemas de salud públicos y la educación.

Para la burguesía mundial y sus gobiernos el enemigo a vencer son las organizaciones que les permiten a los  trabajadores enfrentar la explotación de sus patrones para vender mejor su fuerza de trabajo y lograr mejorar su situación dentro de la fábrica y en sus barrios, así como en el conjunto de la sociedad, como los sindicatos, las coaliciones y partidos obreros.
En México los sindicatos casi desde su nacimiento fueron corporativizados por el Estado, mediante la corrupción y el gansterismo de los líderes charros. Pero no conforme con ese control el gobierno ha llevado a cabo reformas laborales, como lo hizo Enrique Peña Nieto  con apoyo de los partidos de la burguesía (PRI, PAN y PRD) para dificultar la organización de sindicatos democráticos,  los Contratos Colectivos  y el ejercicio de la huelga.

La burguesía  ha logrado anular la jornada de 8 horas, pues debido a los bajos salarios los trabajadores tienen que buscar otras ocupaciones para lograr un ingreso mayor. O hacer que además del padre o la madre de la familia obrera trabaje otro miembro. Hoy casi no existen los empleos estables, bien pagados y con prestaciones. La inmensa mayoría de los trabajadores, incluyendo los profesores universitarios, ganan salarios de miseria y su empleo es temporal. Así pasa con el 75 por ciento de los docentes de la universidad más importante del país, la UNAM.

A los profesores de educación básica les han arrebatado la seguridad y estabilidad laboral mediante la (contra) reforma educativa que los somete a absurdas evaluaciones periódicas, que en caso de ser reprobadas se castigan hasta con el despido. Otra grave consecuencia de dicha reforma es la privatización de la educación.

Peña Nieto presume de que en los casi cinco años de su nefasta administración se han creado 2.7 millones de empleos, omitiendo que cada años se necesita generar cuando menos 3 millones de plazas para ocupar a los jóvenes en edad de trabajar, por lo que se tendrán que haber generado al menos 15 millones de nuevos empleos.

Los bajos salarios son una calamidad que padecen los trabajadores de todo el mundo, pero en México la situación es ya insoportable y por eso millones emigran a Estados Unidos en pos de mejores ingresos.  Pues mientras que aquí el salario mínimo es de 80 pesos al día, en aquél  país, un obrero gana 7.25 (140 pesos) por hora.

La miseria del pueblo mexicano ha crecido. Hoy son más de 56 millones los que viven en una miseria que se ha agudizado con el aumento en el precio de las gasolinas, diésel, gas y electricidad, que ha repercutido elevando los precios de los alimentos, el calzado, la ropa y las tarifas del transporte público.

En tanto la clase capitalista se ha vuelto más rica gracias al sistema económico actual y al capitalismo salvaje, donde el Estado interviene en la economía sólo para apoyar su dominio. Tal como ocurre en México, donde el gobierno ejerce la dictadura del capital.
Por ello este 1° de Mayo los trabajadores,  debemos salir a las calles y levantar nuestras demandas:  
Trabajo seguro y aumento de salarios para todos. Educación pública, laica, científica y gratuita en todos los niveles para el pueblo.  Mejores sistemas de salud pública y gratuita. Garantizar las pensiones a los jubilados. Revertir las reformas estructurales laboral, educativa y energética principalmente.
Una reforma fiscal progresiva que grave las ganancias de las grandes corporaciones (que paguen más los más ricos). Por un comercio justo con todos los países del mundo y retirarnos del TLC. Regreso del ejército a los cuarteles. Legalización de la marihuana. Presentación inmediata de los 43 normalistas de Ayotzinapa desaparecidos. Libertad para todos los presos políticos. Renuncia de Peña Nieto.
Castigo a los funcionarios públicos responsables de delitos de peculado, enriquecimiento ilícito, asesinatos, desapariciones, etc. y confiscación de todos sus bienes.
Castigo para los autores intelectuales y materiales de los asesinatos de periodistas.
Estas son demandas que vemos en las pancartas y mantas en las manifestaciones de diversos sectores en la capital del país, pero faltan las demandas de los campesinos y pueblos originarios que no cejan en su lucha contra los megaproyectos capitalistas y depredadores, como la minería a cielo abierto, las represas, autopistas, proyectos de energía eólica y explotación petrolera.

martes, marzo 28, 2017


               

Resultado de imagen para cartones sobre reforma educativa 2017 la jornada
Situación de la Escuela Pública en México
Nelly Moro
Hace unos das el presidente Enrique Peña Nieto y el titular de la Secretaria de Educación Pública anunciaron con bombo y platillo la nueva Reforma Educativa, que supuestamente es en una mejora al sistema educativo en México, para que los niños y jóvenes mexicanos esten mejor preparados para enfrentar el mercado laboral. Cabe mencionar que esta reforma es impuesta por organismos internacionales, como el BM la OCDE y el FMI. No es un traje hecho a la medida de las necesidades de los niños mexicanos, sino impuesto por otras naciones, para educar no niños pensantes, críticos y analíticos, sino simples obreros que sepan lo básico para encontrar un empleo precario y mal pagado en alguna empresa transnacional.
Como muchas otras cosas esto solo es una cortina de humo, que no arreglara los problemas de fondo en la educación pública, y aunque la reforma fuera muy progresista, lo cierto es que las condiciones físicas de las escuelas  públicas son muy precarias, de que sirve tener una reforma educativa de punta, suponiendo que lo sea,  cuando en las escuelas no hay materiales didácticos y las condiciones materiales  optimas  para los niños.
Muchas escuelas públicas sufren de estas condiciones, la SEP dice que no hay recursos para las escuelas por la que no manda, ni un centavo para la compra de material y el mantenimiento de las instalaciones escolares, y no son meses, sino hasta años de que las escuelas públicas no reciben recursos.
Muchas escuelas sobreviven de las aportaciones voluntarias de los padres de familia,  y la búsqueda de las mesas directivas de apoyos de  partidos políticos que ávidos de votantes aportan “apoyos” a las escuelas como material didáctico e inmobiliario , o de empresas "filantrópicas" que buscan como evitar el pago de impuestos dando pequeñas limosnas a las escuelas.
Al inicio de los cursos escolares entre los útiles escolares siempre se incluye papel de baño, jabón para las manos, detergente, limpiador, cloro, etc, pues los trabajadores de intendencia no tienen para limpiar la escuela, la mayoría del inmobiliario de los sanitarios esta arruinado, descompuesto, no hay agua en las escuelas para la limpieza de los sanitarios,  no hay pintura para los bancos, en fin una serie de desperfectos que los maestros y los padres de familia deben de resolver con sus propios recursos económicos, de tiempo y esfuerzo para que los niños inicien clases de la mejor forma posible.
Y que decir que los maestros no cuentan con pizarrones en buen estado, no hay papelería, nunca sirve la copiadora,  no hay libros en la biblioteca, los equipos de computo están descompuestos, están obsoletos,  el internet es lento y disfuncional, los niños se sientan en sillas viejas, rotas, el maestro de educación física no tiene pelotas, ni cuerdas,  ni material básico para dar una buena clase de educación.  Y casi no hay personal le limpieza por lo que al menos una vez al mes los papás acuden a limpiar la escuela, con sus propios recursos y materiales de limpieza.
Es evidente que estas condiciones impiden que los niños tengan una educación optima y que los maestros se dedique a dar sus clases  en vez de estar pensando en como conseguir recursos a través de colectas, kermes, venta de productos, cuotas.  Y como cada año siempre es la típica junta de padres de familia y maestros con la kilométrica lista de lo que hace falta en la escuelita y de como se va a conseguir.
Los maestros y padres de familia pueden meter oficios por aquí y por allá, a nivel local, estatal, federal para exigir los recursos que se deberían mandar a las escuelas para el mantenimiento, pero la misma respuesta es siempre: ¡No hay recursos!, hay recortes, entiendan la situación del país, es que hay deuda, déficit, etc,
Es triste la condición en la que estudian la gran mayoría de los niños mexicanos, pues es de recordar que la gran mayoría estudia en escuelas públicas.  Y es obsceno ver como diputados, senadores, partidos políticos, y todo el aparato gubernamental en general se sirve con la cuchara grande de los recursos públicos, mientras las escuelas están en la ruina.  Es por ello que anunciar la nueva gran Reforma Educativa que presuntamente transformara la educación en México es una burla  y una ofensa a los niños, padres de familia y maestros que día a día buscan con mucho esfuerzo como mantener  su escuelita funcionado.

lunes, marzo 27, 2017

Resultado de imagen para miroslava breach
¡¡ JUSTICIA PARA MIROSLAVA !!

Tomás Oropeza Berumen

El asesinato de la periodista Miroslava Breach Velducea, corresponsal del diario La Jornada en el estado de Chihuahua, desde donde informaba al país del acontecer en esa entidad en manos de la narcopolítica,  ocurre en el momento en que se libran dos guerras aparentemente inconexas en el llamado “estado grande”. Una abierta entre los bandos de narcotraficantes que a balazos tratan de imponer su monopolio de las drogas destinadas al consumo de los norteamericanos y otra soterrada,  entre el ex gobernador priísta César Duarte y su sucesor el panista Javier Corral, quien  realizó su campaña prometiendo a los chihuahuenses  que metería a Duarte a prisión por los delitos de peculado y malversación de fondos públicos. Promesa que a casi medio año no ha cumplido, en parte por falta de voluntad política y porque la PGR está protegiendo a Duarte que ahora vive en El Paso Texas.


Miroslava Breach publicó cientos de notas y reportajes informando sobre las desapariciones y asesinatos de mujeres, las violaciones a los derechos humanos contra los tarahumaras, las trabajadoras de las maquilas, los defensores de los bosques y las atrocidades cometidas por las compañías mineras canadienses en la sierra de chihuahua, así como por el acaparamiento del agua por poderosos rancheros y políticos.
También informó sobre el asesinato de Marisela Escobedo quien fue acribillada frente al  Palacio de Gobierno en el plantón que sostenía en reclamo de justicia para su hija Rubí en el primer año del mandato de Duarte, quien la había amenazado en varias ocasiones.


Breach en uno de sus últimos reportajes daba cuenta de cómo los narcotraficantes se están apoderando de las tierras de los agricultores a quienes nadie defiende, a pesar del despliegue del ejército por todo el estado. De esa manera dejaba constancia de la complicidad y alianza de facto del Estado mexicano, del gobierno estatal y de las policías y fuerzas armadas con el crecimiento del poder de ese sector de la burguesía mexicana dedicado a la producción y tráfico de drogas y al despojo de miles de campesinos e  indígenas de sus tierras y propiedades. La manera como el capital persigue hoy aumentar sus ganancias.


Quienes decidieron asesinar a Miroslava, además de acallar su pluma incómoda han lanzado un mensaje  intimidatorio a una de las escasas publicaciones que en país mantienen una posición independiente y crítica, La Jornada,  que junto a Proceso y Aristegui Noticias, siguen informando con veracidad a los mexicanos. Mientras la mayoría de la prensa escrita y los medios electrónicos en poder de Televisa, Milenio, Grupo Imagen y Tv Azteca, continuarán mintiendo.


Sería ingenuo esperar que el gobernador Javier Corral y su equipo de familiares y amigos que tan pronto como llegaron al poder han protagonizado toda clase de escándalos y corruptelas, le hagan justicia a Miroslava. En entrevista para La jornada declaró que las policías municipales trabajan para los mafiosos, que le sirven como pistoleros a sueldo y como informantes. E hizo un llamado al gobierno federal para que acuda en su auxilio. En otras palabras está pidiendo la militarización del territorio donde supuestamente gobierna. Sin embargo  tenemos que exigirles  que cumplan su tarea. Igual que a la PGR, al titular de Gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong, etc.


Desde la UNAM nos unimos al reclamo de justicia para Miroslava y para todos los periodistas asesinados por los narcopolíticos y los cuerpos represivos. Sin olvidar que los trabajadores y trabajadoras debemos contar con nuestra propia prensa, para difundir nuestra información de clase y organizarnos para transformar el actual sistema económico y social basado en la propiedad privada de los medios de producción.


Y  también exigimos la presentación de los 43 estudiantes normalistas de Ayotzinapa desaparecidos hace 30 meses  por el gobierno de Enrique Peña Nieto.













jueves, febrero 23, 2017


MEXICALI EN PIE DE LUCHA RESISTIENDO LA VENGAZA DE KIKO VEGA

Resultado de imagen para represion en mexicali
Por  Nelly Moro

El 13 de febrero Mexicali, Baja California fue escenario de un episodio de represión del Estado, pues compañeros activistas del movimiento Mexicali Resiste  que están en contra del gasolinazo , la privatización del agua, por la reducción del Impuesto Predial y la abrogación del Impuesto de Alumbrado Público entre otras demandas, fueron  golpeados y encarcelados por protestar y a exigir sus derechos.  Como en un acto de  venganza  por las masivas movilizaciones que han obligado a declinar al gobierno panista  en sus intenciones de privatizar el agua y otros actos corruptos, el gobernador panista Francisco “Kiko” Vega y el alcalde  panista Gustavo Sánchez mandaron a reprimir a los compañeros que se encontraban en una manifestación frente al palacio municipal de Méxicali, golpeándolos brutalmente y amenazándolos. Catorce manifestantes fueron encarcelados, entre ellos el profesor Ignacio Gastélum, Don Nacho, uno de los activistas más destacado en la lucha contra las medidas del antipopular gobernador.
El propio profesor nos relata:
“  El domingo 12 decidimos tomar el edificio del gobierno municipal  panista que se niega a resolver la parte del pliego de demandas del movimiento, entre otras suprimir los nuevos impuestos, al predial y a la luz mercurial.
 Convocamos a la  población a manifestarse por esas demandas, por medio de la radio, la televisión, giras, volanteo, etc. Asistieron alrededor de 1,000 personas.
El lunes a las 7:00 de la mañana se concentra mucha gente. Sin embargo, salen del edificio unos 60 policías municipales.
A las 8:30 de la mañana, un funcionario se acerca. Pide que pasen los empleados. No hay acuerdo. Los policías forman una valla para que entren los trabajadores, pero estos se niegan.
La cadena  humana resiste; todo se vuelve empujones. Una compañera es arrastrada por los policías. El profesor Montoya es derribado. Vemos al compañero Filiberto en el suelo, arrastrado por los policías. Quiero ayudarlo, pero me toman por la espalda, me empujan, me tiran al suelo, casi me ahorcan.
 Muchas personas graban con celulares. Grito por que el dolor de mi brazo es muy fuerte, me lastiman las esposas que han colocado. Me llevan al sótano del palacio municipal, poco a poco llegan otras trece personas. Las suben a una camioneta y las trasladan a la comandancia. A mi me llevan a una patrulla.
Llegamos a la comandancia nos quitan pertenencias, teléfonos etc, Nos pasan al doctor que certifica nuestras lesiones. Llegan personas de la comisión de Derechos Humanos. Nos llevan a unas celdas de tres y medio metros cuadrados, con un retrete que rebosa de materia fecal.
Por fin, atienden a los enfermos, algunos de los cuales padecemos diabetes. Nos traen alimentos. Luego nos llevan al Ministerio Público. Nuestros licenciados logran entrar. Afuera aumenta más y más la presencia de manifestantes. Desde todo el país comienza a llegar la exigencia de que nos liberen. Finalmente, el movimiento nos libera como a las 8:00 de la noche.
Hay unas 600 personas que desde temprano se manifiestan combativa mente. Aplauden nuestra salida y nos abrazan.” (1)
Es importante mencionar que los compañeros detenidos aunque ya se encuentran libres, su proceso jurídico sigue, se les imputan los cargos de sabotaje y motín, por eso es importante solidarizarnos con estos compañeros y exigir el retiro de los cargos, además de exigir la salida del gobernador Francisco Vega el cual anda cochupando con empresario y  políticos entregando los recursos naturales de los bajacalifornianos a empresas privadas, es el caso de la construcción de la cervecera Constellations Brands, a dicha empresa el gobernador panista entrego todas las facilidades para construir su fábrica y consumir grandes cantidades de agua, misma que se le niega a los campesinos y poblaciones vulnerables en Baja California.


(1) extracto del suplemento El Trabajo N| ° 8 Martes 14 de Febrero de 2017


miércoles, febrero 22, 2017

UNIDAD SÍ, PERO DE LOS DE ABAJO EN LUCHA CONTRA EL MAL GOBIERNO
Tomás Oropeza B.


Resultado de imagen para trabajadores en luchaDesde hace varios años México atraviesa una crisis económica, social y política.  Hoy dicha crisis se agudizó por los aumentos  de precios de las gasolinas, diésel, gas y electricidad, los cuales  han repercutido en toda la actividad económica incrementando precios y tarifas de todos los bienes y servicios.
Hace unos días EPN dijo que no hay crisis en México, sino “un momento de gran desafio” y poco después aceptó que el país enfrentará una “situación de gran incertidumbre” por la relación con el gobierno de Trump, la devaluación del peso y la próxima renegociación del TLC.
A esas circunstancias habría que agregar  que los precios de las  gasolinas y demás energéticos van a subir o bajar casi todos los días; la deportación masiva de mexicanos desde Estados Unidos; la violencia del crimen organizado y del ejército que se han apoderado de grandes regiones del país; el crecimiento de la pobreza y el desempleo, y los escándalos que todos los días revientan por la corrupción de los gobernadores de todos los partidos políticos.
Como todo mundo sabe los energéticos son necesarios en la producción y el transporte de mercancías y servicios. Un aumento en los precios de las materias primas provoca aumento en los costos de producción y en los precios, cosa que está sucediendo y continuará ahora de manera redoblada, porque casia a diario variarán los precios de los combustibles de manera diferenciada en las noventa zonas en que se ha dividido el país.
Hoy los transportistas reclaman autorización para elevar sus tarifas. Sin pedir permiso la tortilla,  pan,  frutas y verduras, carne, pollo, pescado, las comidas corridas, etc., han subido de precio. También muchos servicios y medicamentos.  Sin embargo  los salarios siguen congelados.  
La ola de indignación que surgió en enero por todo el país contra  el aumento de 20 por ciento de los energéticos, repudiando el gasolinazo y exigiendo la renuncia de Peña mostró a todo el mundo el desprecio que siente la mayoría de mexicanos por el huésped de Los Pinos.
El repudio contra el gobierno peñista no se ha esfumado.  Por el momento se ha replegado y sin duda volverá a resurgir por las  medidas genocidas  que ahora se están instrumentando contra la economía popular y para beneficiar a las empresas petroleras trasnacionales.
Un factor distractor con el que se intentó desviar ese descontento han sido los ataques xenófobos, racistas y clasistas  de Donald Trump contra los mexicanos y la iniciativa de varios partidos, Ongs y personajes como el rector de la UNAM, convocando a la unidad ante el imperio, pero sin cuestionar la desastrosa y entreguista administración de EPN y su gabinete de itamitas.
En la marcha  Vibra México, convocada por los ricachones de Mexicanos Primero liderados por el empresario Claudio X. González -un archienemigo de la educación pública y los profesores de la CNTE-  a pesar de la vigilancia sus organizadores  no pudieron evitar que varios contingentes exigieran la renuncia de EPN y el !FUERA PEÑA!  ¡FUERA PEÑA! se oyera con fuerza  en las calles. La manifestación resultó un vibrante fracaso. Quedando claro que trabajadores y explotados no están dispuestos a unirse con un gobierno corrupto que ha vendido los recursos naturales a las compañías trasnacionales petroleras, mineras, agroindustriales, etc.
Sabemos que es necesaria la unidad, pero esta debe ser en torno a un programa de la clase trabajadora, los campesinos, mujeres y estudiantes pobres, de los pueblos originarios contra las reformas estructurales implementadas por el gobierno de la burguesía “nacional” e imperialista.
Como dice León Chávez Texeiro en una de sus canciones “la Patria no es el amo, la patria no es el juez. La patria son los hijos, la mano que hace el pan, la joven compañera, el joven luchador” (https://www.youtube.com/watch?v=Vp-9FPzos3Y)
Es verdad. México está en peligro y para salvarlo es necesario revertir las reformas energética, educativa y laboral, aprobadas por los partidos del Pacto por México y además salirse del TLC.  Construir una fuerza social, bajo la conducción de la clase obrera y sus aliados, para quitar del poder a los sirvientes del capital.

martes, enero 17, 2017

Resultado de imagen para no al gasolinazo¡FUERA PEÑA!

Tomás Oropeza Berumen

La rebelión popular que vive el país desde el 1° de enero por el incremento en el precio de las gasolinas y el Diesel hasta en un 20 por ciento junto con el gas y la electricidad y la amenaza de que en febrero seguirán subiendo, se mantiene y sigue creciendo en todo México. Y el ¡Fuera Peña! es la demanda más pronunciada.
Desde Mexicali, BC, donde 40 mil manifestantes sumaron a su repudio contra el gasolinazo al gobernador Kiko Vega y su intento por privatizar el agua, hasta Tapachula, Chiapas, la indignación contra el gobierno peñista y las reformas estructurales privatizadoras, se han convertido en un gran movimiento social espontáneo que sigue creciendo incontenible, mientras el país se hunde en una crisis capitalista sin precedentes.


Enrique Peña Nieto está moviendo a millones de mexicanos, pero en su contra. Y en las manifestaciones en todos los estados, bloqueos, tomas de casetas, gasolineras, instalaciones de Pemex y asambleas populares el ¡FUERA PEÑA! y el rechazo al aumento de los combustibles y la actual política económica son el común denominador.


Las consecuencias del gasolinazo han comenzado a sentirse en los precios de productos y servicios de todo tipo, pues los energéticos constituyen una materia prima en los procesos productivos y el transporte. Por ello el  tortillazo y aumento del transporte público y todo tipo de mercancías y servicios será incontenible y provocará mayor miseria popular y pauperización de la diezmada clase media. Y con ello una mayor caída del nivel de consumo, desempleo y estancamiento económico. Por cierto el Fondo Monetario Internacional (FMI) donde se fraguó la actual política económica neoliberal advirtió que el crecimiento de México será apenas de 1.7 % en este año y de 2% el próximo.


El pretexto para subir los energéticos, el supuesto aumento en el precio internacional del petróleo y la gasolina, ha resultado una vil mentira que muy pronto quedó evidenciada. Según el diario La Jornada (07.01.17) el Departamento de Energía de EE.UU.,  reportó que en la región de Houston en 2016 se registraron los precios más bajos desde el año 2004, con un costo de 2.14 dólares por galón (3.78 litros), unos once pesos por litro al tipo de cambio de 20 pesos por dólar.  Según la Administración de Información Energética gringa el precio de la gasolina disminuyó el año pasado 12 por ciento respecto al 2015 (29 centavos de usd).  Información que el secretario de Hacienda, José Antonio Meade, oculta para mentirnos a todos todos al decir que “Lisa y llanamente la gasolina se volvió más cara en el mundo”.


Lo que niegan el gobierno de Peña Nieto, es que el aumento de la gasolina es resultado de la aplicación del Impuesto Especial sobre Productos y Servicios (IEPS) que es de 3.16 pesos por litro y eso más el IVA arrojan un aumento de  4 pesos 30 centavos por litro de gasolina magna la más utilizada por los automovilistas. Para el Diesel usado por los campesinos y transportistas, 4.73 pesos y para la gasolina usada por la gente adinerada, la Premium 3.64 pesos. A los pobres se les cobran mayores impuestos. Así el gobierno busca sacar de los bolsillos del pueblo trabajador  el 40 por ciento de los  recursos que le exprimía a  PEMEX, la gallinita de los huevos de oro sacrificada para beneficiar a las petroleras transnacionales Exxon Mobil, Shell, BHP Billiton, Petrobras, y varias más.


Peña Nieto también miente cuando dice que estos aumentos no son resultado de su política y  reforma energética que puso en manos de los monopolios trasnacionales y mexicanos el oro negro pues deliberadamente se abandonaron las refinerías donde se producía la gasolina, gas y diesel que consumimos para luego importarla de USA principalmente.


Hoy el gobierno de Peña enfrenta una grave crisis política, mayor aún que la producida por el asesinato de estudiantes y el secuestro de 43 normalistas de Ayotzinapa el 26 de septiembre de 2014, misma que se suma a la actual.
Pues luego del levantamiento popular espontáneo contra el gasolinazo y ante el fracaso del PRI y el gobierno en sembrar temor mediante los saqueos de comercios a cargo pandilleros,  policías y militares vestidos de civil, el movimiento ha seguido creciendo, como lo demuestran las manifestaciones que continúan y la convocatoria a realizar un PARO NACIONAL para el 31 de enero.


En un intento por echar agua al fuego, Peña causó  mayor indignación con su Plan para el Fortalecimiento Económico y la Protección de la Economía Familiar, que no convenció ni a los siempre beneficiados por su gobierno, los ricachones agrupados en la CONCAMIN. También la Conferencia del Episcopado  Mexicano le dio la espalda y repudió el gasolinazo. Y hasta el PRD está llamando a movilizaciones.


Pero es abajo, entre el pueblo explotado y harto de tanta injusticia donde ha surgido la conciencia de que no es posible seguir soportando a Peña Nieto y su gabinete de tecnócratas neoliberales del ITAM. Y que ya es hora de que estos Chicago Boys se vayan y las reformas privatizadoras sean revertidas.


Urge encauzar el movimiento popular, obrero, campesino, estudiantil y al mismo tiempo que se lucha construir un programa para generar una gran fuerza que revierta las reformas privatizadoras y defienda al México proletario y popular ante un gobierno vendepatrias como el de Peña.


Estas son algunas de las demandas que se pueden leer en las pancartas, mantas y volantes de quienes en las calles y codo a codo escenifican la actual rebelión anti neoliberal, que en los hechos es ya una incipiente lucha contra el Estado y el sistema capitalista y que podría evolucionar hacia una lucha por un cambio social:


Abajo el precio de la gasolina, diesel, gas y electricidad;  control de precios de los bienes y servicios de consumo popular;  aumento general de salarios; reforma fiscal progresiva (que paguen las grandes empresas) y los ricos;  re nacionalizar el petróleo; fuera las compañías mineras depredadoras; no a la privatización del agua;  abajo la reforma educativa privatizadora;  regreso del ejército a los cuarteles y la disolución de los cuerpos represivos.
Por la presentación de los 43 estudiantes de Ayotzinapa y castigo a los responsables de ese crimen de Estado; libertad para los presos políticos.


Estas son las demandas más mencionadas. Hay otras muchas de carácter local y sectorial, que exigen solución. Todo parece indicar que la correlación de fuerzas ha comenzado a cambiar y el pueblo está tomando conciencia de que sólo con la lucha organizada y tenaz podrá cambiar el rumbo del país.


Es necesario democratizar y fortalecer las organizaciones sindicales y populares, crear nuevos instrumentos de lucha: comités obreros, brigadas que propaguen las ideas críticas al sistema; la prensa obrera y  revolucionaria; asambleas de barrio, de escuela, grupos de autodefensa popular, policías comunitarias, etc. para llevar adelante la lucha y evitar que decaiga el ánimo o que los partidos de la burguesía se monten en la ola rebelde.