martes, febrero 18, 2020

ALTO AL DESPOJO A LOS JUBILADOS


ALTO AL DESPOJO A LOS JUBILADOS

Tomás Oropeza Berumen

Bajo el gobierno del ex presidente Enrique Peña Nieto, en 2017,  se estableció que a los trabajadores jubilados bajo el régimen del Instituto de Seguridad Social de los Trabajadores del Estado (ISSTE) al servicio de la de la Secretaría de Educación Pública (SEP) y de varias universidades, como la UNAM, se les dejara de pagar sus pensiones en veces salarios mínimos para que en lo sucesivo se les retribuya en unidades de medida actualizada (UMA). 
Nunca se consultó a los pensionados para aplicar esta medida que actualmente los despoja  de la tercera parte de lo que tendrían que pagarles en salarios mínimos. Y tampoco se conoce en qué está fundamentada esta  decisión que a un año del gobierno de Andrés Manuel López Obrador sigue provocando el empobrecimiento de decenas de miles de familias de quienes laboraron hasta más tres décadas y cotizaron para su retiro.
Un ejemplo: a un trabajador con una pensión de 10 salarios mínimos (salario mínimo = 123.22 pesos) le corresponderían 1230  pesos diarios, es decir 36, 900 pesos mensuales. Pero al pagarle en umas (uma = 86.68) solo se le paga 866 pesos al día y al mes  25,980.

Así se le despoja de  10, 920 pesos cada mes. Y anualmente de 131,040 pesos.
 Varias agrupaciones de jubilados le exigieron a Peña Nieto que se regresara al pago en veces salarios mínimos y las ignoró. Hoy, a más de un año del nuevo gobierno que combate la corrupción y hasta creó el Instituto para devolver al pueblo lo robado, los jubilados siguen siendo despojados de lo que les corresponde.

 El asunto es tan arbitrario y absurdo que incluso el Décimo Octavo Tribunal Colegiado del Primer Circuito, con sede en el Estado de México dictó una Jurisprudencia que determina que la actualización del pago o el límite máximo de una pensión debe aplicarse en salarios mínimos por ser la pensión una prestación de seguridad social derivada de una relación de trabajo. 
De ahí que el gobierno de la 4 T debe enmendar esta injusticia en lugar de continuarla y  para repararla cabalmente, deberá devolver a los jubilados los montos que el Estado les ha robado. 
Los economistas al servicio de los banqueros, como los del Centro de Estudios Espinosa Yglesias (CEEY)  dicen que la economía del país está en riesgo de colapsar por culpa de las pensiones y afirman que los jóvenes tienen que pagarles a los viejos sus fastuosas pensiones, intentando sembrar discordia entre generaciones. Incluso afirman que la disminución del gasto en salud y educación, así como la falta de inversiones en infraestructura se debe al alto costo de las pensiones. Sugiriendo aumentar aportaciones y edad para jubilarse; cobrar impuestos por medicinas y alimentos, etc, etc.
Pero olvidan que los trabajadores pensionados y millones más que ni siquiera tienen esta prestación son la generación que produjo la riqueza acumulada por la burguesía nacional y extranjera que los explotó durante casi toda la vida y que lo que ahora les dan de pensión no es más que una parte de lo que ahorraron y aportaron al Estado.
En cambio los grandes capitalistas mexicanos y extranjeros han amasado sus gigantescas fortunas mediante la exploración y el trabajo no pagado a la clase trabajadora. Además de evadir impuestos.
Si el gobierno necesita más recursos debe hacer una reforma fiscal progresiva para que los ricos paguen más.

Como dicen los compañeros de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación: ¡¡Gobierne quien gobierne, las pensiones se defienden!!







miércoles, octubre 17, 2018

11838528_862071437210246_4183637250175690279_o

CAMBIO CLIMÁTICO: ¿Culpa de Quien?


Nelly Moro
Durante más de 25 años, se ha alertado que el planeta está sufriendo un cambio climático el cual ya hoy en día está provocando grandes devastaciones naturales, sociales y económicas, de 2015 al 2018 subió la temperatura un grado más, situación que estaba pronosticada para el 2030, quiere decir que se está acelerando el proceso, los científicos dicen que sí en los próximos años la temperatura del planeta sube 2 grados centígrados más los daños al planeta serán irreversibles y devastadores.
Durante años se nos ha dicho en las noticias que todos los seres humanos somos culpables de esto y que deberíamos de cambiar el daño que hacemos a la naturaleza dejar de utilizar popotes, andar en bicicleta, tener un jardín botánico en casa, reciclar la basura. Pero realmente: ¿Todos los seres humanos somos culpables de la próxima destrucción del planeta o solo unos cuantos?
El calentamiento global es provocado por la emisión de dióxido de carbono en grandes cantidades a la atmósfera así como la emisión de clorofluorocarbonos sustancias que provienen de las grandes industrias, también es provocado por la gran devastación de áreas naturales como bosques selvas a causa principalmente por la minería abierta y la cría intensiva de ganado.

Los principales emisores de estos gases son China con una emisión del 30%, el segundo es Estados Unidos con un 16% de emisiones de CO2 a la atmósfera, seguidos con un porcentaje menor pero considerable como India, Rusia, Japón y Alemania todos ellos países altamente industrializados.
Otros gases muy dañinos para el medio ambiente son los clorofluorocarbonos utilizados en la producción de refrigeradores industriales, elaboración de plásticos y productos en aerosol. Este compuesto dura mucho en la atmósfera al llegar a nivel estratosférico pierde su estabilidad química y reacciona de tal forma que comienza a consumir la capa de ozono. El aporte al calentamiento global de este compuesto es significativo, pues su contribución a elevar la tempera del planeta es de 25%. Los principales productores de los clorofluorocarbonados son China, India y Rusia, países que también se encuentran en los principales emisores de dióxido de carbono.
La cría intensiva de ganado es otra actividad productiva que genera gases de efecto invernadero, causa la degradación del suelo y de los recursos hídricos. Estados Unidos y Brasil son los mayores productores de carne en el mundo inclusive en Brasil las cabezas de ganado superan la cantidad de habitantes.
El cambio climático es el resultado del calentamiento global provocada por las actividades de producción industrializada, una economía de alto consumo, siendo los principales actores de este cambio climático en su gran mayoría países altamente industrializados, países que se niegan a cooperar en los acuerdos internacionales para dejar de producir en grandes cantidades dióxido de carbono o clorofluorocarbonados o dejar devastar grandes areas naturales, pero tras esos gobiernos renuentes de cambiar sus políticas de producción, están las grandes corporaciones capitalistas, industrias que con el afán de conseguir más ganancias y más poder no les importa destruir a la naturaleza, al planeta poniendo en riesgo la misma existencia humana. Ellos, los dueños del gran capital, son los culpables del cambio climático al negarse a reconocer que estamos a punto de llegar al punto sin retorno de la devastación del planeta. Se calcula que aproximadamente entre 60 o 100 personas son dueñas de todo el capital en el mundo, las dueñas de esas corporaciones, pues este puñado de capitalistas están poniendo en riesgo 7 mil 44 millones 443 mil 881 vidas humanas la población mundial aproximada, contando también las vidas de millones de seres vivos animales y plantas.
Por supuesto que vivir una vida más ecológica funciona y ayuda dejar de consumir plásticos, utilizar energías renovables como calentadores solares, reciclar la basura, usar bicicleta, dejar de comer carne, etc, Sin embargo los grandes cambios para dar reversa a esta crisis se debe dar terminando con la “economía de alto consumo”, con el modo de producción capitalista, cambiar a una producción planificada y sustentable donde la vida del planeta y todos los seres vivos que habitan en ella sea más importante que cualquier ganancia.