lunes, diciembre 06, 2010


WIKI LEAKS DESNUDA A CALDERON

Tomás Oropeza Berumen

México, 05/12/010.- Muchas de las hipótesis, conjeturas y ataduras de cabos sueltos de lo que está ocurriendo en el país, nos lo está confirmando Wiki Leaks (WL) esa pesadilla creada por el australiano Julian Assange que ha colocado al gobierno de Barack Obama en la cima del ridículo al poner al descubierto lo que realmente piensan los diplomáticos norteamericanos sobre los gobernantes de otros países y sus problemas políticos, sociales y hasta psicológicos.

En el caso mexicano WL nos dice que el embajador estadounidense Carlos Pascual, “experto en Estados fallidos”, y su cuerpo de espionaje metido hasta la cocina mexicana, consideran que: 1) Calderón vive estresado por no saber como librar su guerra contra el narco; 2) que el ejército mexicano no tiene capacidad para llevar adelante la tarea que le encomendó Calderón ; 3) que el ejército mexicano no cuenta con la inteligencia que se requiere para la lucha contra los traficantes de drogas; 4) que el titular de la SEDENA, general Guillermo Galván propuso establecer un estado de excepción en varias regiones del país para poder combatir con mayor eficacia a la delincuencia, pero que a ello se opuso el ex secretario de Gobernación Fernando Gómez Montt; 5) que el titular de la Secretaría de Seguridad Pública Genaro García Luna y Eduardo Medina Mora, ex procurador general de la República se detestaban mutuamente y eso dificultó la narcoguerra y 6) que la Marina se está sometiendo a las directrices del Pentágono con mayor docilidad que el ejército.

También hablan los papeles secretos de la embajada estadounidense -ahora exhibidos por WL- de numerosas regiones del país fuera del control del Estado mexicano; que existe rivalidad entre el ejercito, la marina y las diversas corporaciones policíacas y que no hay colaboración entre estas en materia de inteligencia.

Percepciones gringas sobre el país no necesariamente ciertas, pues buscan generar la imagen de que México es un país que necesita urgentemente de una intervención militar yanqui que lo salve del caos. O que se quedan pálidas frente a la realidad.

Tampoco sabemos si lo que los espías gringos califican de “aversión al riesgo” del ejercito mexicano, es en realidad resistencia a colocarse (más) bajo las ordenes de una potencia extranjera, como sí lo ha hecho su dizque comandante supremo, Felipe Calderón, quien según el cable 23 11 75 de la embajada norteamericana divulgados por WL, el año pasado le sopló al oído a Dennis Blair, director de Inteligencia de Estados Unidos lo que quería oír: que el presidente venezolano Hugo Chávez había financiado la campaña electoral de Andrés Manuel López Obrador, candidato del Partido de la Revolución Democrática a la presidencia de la República en 2006. E igualmente expresó su preocupación por las estrechas relaciones entre los gobiernos venezolano e iraní y la creciente influencia de Irán en Latinoamérica.

Quien sabe qué más digan los cables gringos divulgados por WL, pues las versiones que nos llegan de ellos es la que el diario de derechas español El País esta difundiendo interesadamente. Dicho periódico propiedad de Grupo Prisa, un monopolio que en la televisión cuenta con CNN y está asociado en México con Televisa y la XEW. Los medios electrónicos que pusieron a Calderón en Los Pinos.

Lo que sí va conociéndose aquí, gracias a la investigación del semanario Proceso, es que en 2009 el gobierno de Calderón por recomendaciones del secretario de la Defensa Nacional Guillermo Galván, comisionó al general retirado Mario Arturo Acosta Chaparro, figura destacada en el combate a las guerrillas de Lucio Cabañas, Genaro Vázquez y otros movimientos insurgentes revolucionarios en los años sesenta y setenta, para que fungiera como emisario del gobierno panista ante los más importantes barones de la droga y les propusiera un pacto para disminuir la violencia de la guerra entre las bandas del narcotráfico.

En su misión Acosta logró entrevistarse con varios jefes de La Familia y hasta con el Chapo Guzmán. Contando con el apoyo del español Juan Camilo Mouriño, ex secretario de Gobernación. Según el reportaje del semanario aparecido esta semana y puede ser visto como un desarrollo del libro Los señores de la droga de la periodista Anabel Hernández (hoy amenazada de muerte), quien al referirse a Acosta Chaparro sólo lo menciona como el general X.

Sin duda esta ola de información que se está generando en torno al proceder real del gobierno panista, que reiteradamente ha declarado que no hace trato con delincuentes, etc., acarreará un mayor desprestigio del gobierno de facto, que aunado a la impopularidad que viene arrastrando por sus graves fracasos en materia económica podría generarle una situación insostenible en el futuro cercano. El 2011 será un año caliente. No cabe duda.

1 comentario:

  1. Anónimo2:39 a. m.

    As the admin of this site is working, no question very soon it will be famous, due to its
    feature contents.

    Look at my blog post creative group

    ResponderEliminar