martes, diciembre 14, 2010


ESTADO DE SITIO EN MICHOACÁN

Tomás Oropeza Berumen

14/12/2010.- A dos semanas de que termine el terrible año de 2010 el gobierno de facto panista ha impuesto un régimen de excepción en el estado de Michoacán, donde en días recientes se han producido enfrentamientos entre las fuerzas gubernamentales (Ejército, Marina y Policía Federal) contra La Familia Michoacana, una antigua banda de delincuentes dedicada al tráfico de estupefacientes, con fuerte arraigo en Michoacán y presencia en 19 entidades, incluyendo el Distrito Federal.

Mediante un cruento operativo inicialmente implementado por la PF y posteriormente reforzado con tropas de la Marina y del ejército debido al inesperado poder de fuego de los delincuentes, el gobierno dice haber recuperado el control de Apatzingán, tras una serie de escaramuzas que duraron varios días y decenas de bloqueos de carreteras, acciones en la que fue liquidado uno de los principales jefes e ideólogo de esa organización, Nazario Moreno González, El Chayo, cuyo cadáver no ha sido exhibido hasta hoy.

Los sicarios se internaron en la Sierra Madre Occidental. Pero las fuerza gubernamentales no los persiguieron para evitar caer en una emboscada. En cambio han establecido un cerco estratégico mediante la toma de varias poblaciones como Nueva Italia y Ario de Rosales, donde ayer la población salió a protestar contra los federales por las violaciones que cometieron durante su embestida para matar a El Chayo.

En un comunicado difundido por La Familia amenaza de muerte al presidente de facto Felipe Calderón: “Cuídate Felipe Calderón, reza a tu santo porque nosotros traemos la bendición de nuestro Dios. Nuestro Dios Nazario, que Dios lo tenga en su gloria. Esto no va a parar hasta que La Familia Michoacana muera”
Moreno González de 40 años, era el responsable de adoctrinar a los integrantes de esa organización con una mezcla de citas bíblicas e ideas de superación personal.

Según fuentes oficiales a los nuevos reclutas de esa organización delictiva se les enviaba a las montañas michoacanas para recibir entrenamiento por ex militares colombianos y salvadoreños.

En el documento que esta circulando en el Internet La Familia informa que no practica el narcoterrorismo sino una guerrilla que “luchará por la paz”. Por cierto ayer a pesar del patrullaje de cientos de soldados en Nueva Italia y Ario de Rosales, fueron cometidos cuatro asaltos bancarios, desconociéndose la identidad de los autores.

Hasta el momento se han realizado varias movilizaciones populares contra la presencia de las fuerzas federales que en sus operativos cometen violaciones a los derechos humanos y han salido a relucir pancartas de apoyo a la banda que según el gobierno, además de dedicarse al tráfico de drogas sintéticas también practica la extorsión y el secuestro.

El alcalde de Apatzingán denunció que durante la incursión castrense se “violaron muchachas”, se allanaron viviendas y detuvo a decenas de personas, por lo que realizaron 70 denuncias ante la Comisión Nacional de los Derechos Humanos.

Hace unas semanas La Familia ofreció disolverse a cambio de que el gobierno de Calderón se comprometiera a garantizar la seguridad de los michoacanos y evitar que otros grupos mafiosos se establecieran en la entidad. Propuesta rechazada de inmediato por Calderón quien esta empeñado en someter a Michoacán e imponer a su hermana como gobernadora.

Hoy además de los estados norteños de Tamaulipas, Durango y Chihuahua con fuerte presencia militar, en Michoacán se ha dado una escalada con el establecimiento de un verdadero Estado de excepción, tal como pretendía el titular de la Secretaría de la Defensa Nacional, General Guillermo Galván, según información de Wiki Leakes publicada la semana pasada.

Otra hazaña del gobierno calderonista que también elevará la temperatura de los mexicanos en este frío invierno es el incremento de los precios en los combustibles, alimentos y servicios.

El caso de la tortilla que de 8 pesos el kilogramo subiría a 12, es ilustrativo de lo que esta ocurriendo en el país, pues el gobierno hizo recular a los empresarios tortilleros debido al descontento que se está acumulando en estos días y por el momento se llevará a cabo una negociación con los grupos que controlan el comercio del maíz, entre los que destaca Gruma, perteneciente a Roberto González Barrera, dueño también de Banorte.

Al respecto se advirtió que pese a la suspensión momentánea subirá el precio de la tortilla, un alimento básico de la dieta mexicana.
Tan solo la gasolina magna ha tenido un incremento mayor al 12 por ciento durante el 2010.

En cuanto al aumento en los precios de los alimentos, la Confederación Nacional Campesina, estima que el costo de la canasta básica lleva un incremento del 115 por ciento en los cuatro años del gobierno actual. Mientras que los salarios han quedado tremendamente rezagados y el próximo incremento al salario mínimo seguramente no rebasará el 5 por ciento. Como ocurrió este año en que en las revisiones del salario se impuso un tope menor al 4 por ciento.

2 comentarios:

  1. Luis K'Fong10:06 a. m.

    Chido artículo, nos nutre de datos, ahora hay que pensar en el qué hacer... Creo que tú puedes tener excelentes ideas.

    ResponderEliminar
  2. Anónimo2:09 p. m.

    Exacto, da la receta, aplica la solucion que has encuentrado en cualquier platica de cafe o taller de economia, no seas egoista, salva al pais...salvanos...

    ResponderEliminar