sábado, julio 28, 2007

MÉXICO, HACIA LA CRISIS ECONÓMICA Y POLÍTICA



Tomás Oropeza Berumen
México, 27 de julio.- El país sigue avanzando hacia una crisis socio económica de mayores proporciones que las experimentadas en los últimos 25 años.
Hoy a la creciente situación de miseria, desempleo y violencia se ha agregado la falta de legitimidad del gobierno ultra derechista encabezado por el panista Felipe Calderón (Fecal), quien llegó al poder mediante un fraude electoral y el apoyo de la oligarquía y el ejército.
En el terreno económico la ley de la concentración de la riqueza en un grupo cada vez menor y el ahondamiento de la miseria de las masas se confirma cada día.
El hecho de que Carlos Slim, dueño de Telmex, Grupo Carso, etc., sea hoy el hombre más rico del mundo en un país donde cada año emigran a EU más de medio millón de hombres y mujeres para escapar del hambre y donde más del 60% de la población vive en condiciones de pobreza ilustra la citada ley esbozada por Carlos Marx en sus diversos escritos.
Entre los síntomas de que México se encamina al abismo de una crisis esta el hecho de que la semana pasada concluyó con la segunda más grave caída de la Bolsa de Valores desde el mes de enero (3.56%); una depreciación del peso de 1.11 por ciento –ambas cuestiones son en parte consecuencia de la crisis hipotecaria y de consumo en Estados Unidos-; el descenso en los ingresos de PEMEX, de 3 mil millones de dólares, en el ultimo semestre, así como un notable descenso de las remesas enviadas por los mexicanos residentes en EU.
En este sentido un estudio reciente de la CEPAL confirma el fracaso de 25 años de neoliberalismo al ubicar al país como el de menor crecimiento de América Latina y el Caribe (3.2%). Por debajo de Haití y de Ecuador, con 3.5% cada uno.
De este modo, once naciones latinoamericanas se sitúan por arriba del México. Entre ellas Cuba (10%); Panamá (8.5%); Argentina (7.5%); Venezuela (6.8%); Colombia (6.8%); Perú (7.3%), además de Argentina y Brasil. Todos en mayor o menor grado alejados de la ortodoxia del FMI y el BM.
En lo político el régimen derechista de Calderón ha comenzado a sufrir los embates del descontento social con la lucha miles de trabajadores contra la Ley del ISSSTE que los despoja de sus pensiones y privatiza el sistema de salud, así como tenacidad de movimientos sociales de profunda raigambre como los de de la Asamblea Popular de los Pueblos de Oaxaca y de la Otra Campaña, que al mismo tiempo que han sido víctimas de la represión gubernamental han mostrado el verdadero rostro fascista del régimen tripartidita en el poder.
A los movimientos de masas citados se ha agregado recientemente el accionar de una de las guerrillas mexicanas de mayor antigüedad, el Ejército Popular Revolucionario (EPR), quien hace unas semanas atacó instalaciones de la empresa paraestatal PEMEX, para exigir con esta acción que dijo, forma parte de una campaña de hostigamiento contra la oligarquía mexicana y el gobierno de Calderón, la presentación de Edumdo Reyes Amaya y Gabriel Alberto Cruz (o Raymundo Rivera Cruz) dos militantes de esa organización desaparecidos por el ejército.
(Aquí cabe señalar que PEMEX sigue siendo, a pesar de los gobierno neoliberales, una empresa del pueblo mexicano, no obstante que subrepticiamente se ha ido cediendo a compañías privadas nacionales y extranjeras.)
Pero no solo desde abajo se han levantado críticas contra el gobierno de Calderón, también sectores de la oligarquía que exigen una rebanada mayor del pastel lo han criticado. Por ejemplo los empresarios “nacionales” y extranjeros, entre los que sobresalen los españoles, rechazaron su proyecto de reforma fiscal al repudiar la Contribución Empresarial Tasa Única (CETU) obligándolo a “rectificar” el proyecto del secretario de Hacienda Agustín Carstens, un Chicago Boy egresado del ITAM.
Otro ejemplo de la intensa lucha que se libra entre las bandas que conforman la clase dominante es el escandaloso caso de chinogate cuyo protagonista el chino-mexicano Zhenli Ye Gon, dueño de 205 millones de dólares, botín confiscado por el gobierno mexicano y supuestamente repartido entre la PGR, el poder Judicial de la Federación y la SSA, luego de haberse difundido de manera oficial versiones de que se encontraban depositados en una cuenta de la SHCP, luego se dijo que en Banjército, más tarde en la Reserva Federal de EU y recientemente en el Banco de México.
Este tema sigue salpicando en todas direcciones al gobierno mexicano del ex presidente Vicente Fox y al de Felipe Calderón, que al parecer no logrará ver en ninguna prisión mexicana al famoso asiático traficante de miles de toneladas de materia prima para la producción de metanfetaminas con cuya venta, se financió la campaña del PAN el año pasado.

1 comentario:

  1. Tom, felicidades, comienza bien el número, excelente resumen,un abrazo FTalavera

    ResponderEliminar